18 abril, 2024
Inicio Biografía Rutas Amarte y respetarte todos los días de mi vida. Reencuentro con la Tierra de Jesús (IV)

Amarte y respetarte todos los días de mi vida. Reencuentro con la Tierra de Jesús (IV)

Ver fotos

La base de toda familia es la unión matrimonial: el amor estable de un hombre y una mujer. De este amor surge la vida y en este amor es donde hemos crecido desde que en 1997 recibimos el sacramento.

Asomarnos a Caná y recordar la importancia de la Virgen María en aquel primer milagro nos hace caer en la cuenta de que no siempre damos a la nuestra Madre el lugar de privilegio que le corresponde.

Mi madre desde siempre nos inculcó la devoción a la Virgen y en el patio de aquel recinto mi recuerdo de hoy es para ella, nunca valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos y por eso doy gracias a Dios de poder disfrutar y discutir con mi madre. Al final ella siempre tiene razón, en aquel milagro nos lo da a entender.

Gracias Dios mío, por la dicha de poder renovar mi vocación matrimonial junto a la madre de mis hijos y centro de gravedad en mi familia.

En este sitio muy cercano a Nazaret, se produce el primer  milagro que llega también muy dentro de cada una de las parejas que reiteramos nuestro compromiso. El testigo de todo es un  antiguo cántaro que se afirma es una copia de las seis jarras originales.

Además de la Iglesia franciscana  construida en 1789 sobre los restos de un Santuario del Siglo VI donde parece ser que fue la boda, encontramos otra greco ortodoxa.

Continuará…

 

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

XXXVII PREGÓN OFICIAL DE LA SEMANA SANTA

Coordina: Cofradía de la Pollinica Pregonero don Jesús Mora Calle

Navas-Parejo y la Virgen de Flores

Mi natural curioso me hace toparme estos días con uno de los recuerdos más preciados de Tito Regino. Se trata de una antigua caja de...

Cartel oficial Semana Santa 2024

Santísimo Cristo Resucitado Pintora: Celia Vera Gómez

Jornada inolvidable en el Benito Villamarín

El amanecer no terminaba de disipar dudas. En ningún momento estaba clara la victoria del sol al nublado que estropeaba el clásico azul de...