21 abril, 2021
Inicio Álora eterna Cofradías Historia y leyendas de mi cofradía

Historia y leyendas de mi cofradía

Los agobios de los últimos días me han impedido escribir hasta hoy estas palabras de felicitación a mi buen amigo Ignacio Mariscal, que desde hace meses tuvo la deferencia de acordarse de mí para la presentación de su libro.  (ver galería de imágenes)

“Historia y leyendas de mi cofradía” no es solo una sucesión de párrafos que amplían el  patrimonio cultural de la Semana Santa de Álora, pienso que es una forma vivencial de testimoniar toda una vida dedicada a la Virgen de los Dolores, así lo explicó don José Morales en la presentación que me gusto muchísimo, especialmente por el fondo donde colocaron el manto de la Virgen.

Lo poco que he leído del libro me transmite lo importante que podría ser escribir en primera persona como lo hace Ignacio.  No solo es una crónica de lo vivido sino de cómo se ha vivido, faceta que no se da en ninguna de mis cuatro obras extensas dedicadas al  mundo de la Semana Santa de Álora.

Así que felicidades a Ignacio Márquez Ramírez y a la Virgen de los Dolores, seguro que mi padre y tantos compañeros del extinto Banco Central también lo vivieron con la misma alegría que nosotros desde el reino de los cielos.

Artículo anteriorPresentación cartel del Huerto
Artículo siguienteAntonio Henares Sierra

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Aniversario Bendición del Santo Entierro

Fuente: Revista Nazareno de las Torres 2001 El acto tuvo lugar el 1 de abril del año 2000, por el sacerdote cofrade Antonio Jesús Carrasco...

Los Dolores de Nuestra Señora

Aunque grabados en la Parroquia de mi hermano Leandro, traemos este Miércoles Santo los cantos de los Dolores de la Virgen; históricos de los...

¡He aquí el hombre!

Con estas palabras pronunciadas por Poncio Pilato,  Jesús es presentado ante la muchedumbre hostil y sometido al desenlace desgarrador de la cruxificción. La imagen de...

Álora y el Cristo de la Salud

Repasando novedades de los actos organizados en los últimos días viene a mi memoria una de tantas conversaciones con Pepe Rosas sobre el Cristo...