22 febrero, 2024

Sábados marianos IV

Poema firmado por José García Zamudio, uno de los perotes más sobresalieron a nivel cultural e intelectual en las primeras décadas del pasado siglo. Aunque habrá momentos más profundos de recopilación biográfica, adelantamos que fué hermano mayor de NUESTRO PADRE como también lo había sido su padre -Tomás García Pérez, cuyo nombre sigue rotulado en la calle donde estuvo su fábrica-.

La fotos es original y llega a mi archivo por medio mi querido y entrañable Tomás García Zamudio q.e.p.d, sobrino del firmante que dirige y dedica esta plegaria a la Madre de Flores a su hijo Tomás García García, que cuando se escribe la pieza tiene unos cuatro años de edad.

De ahí el titulo de «A Tomasito». La dedicatoria lo dice todo: «Que la Virgen de Flores, segunda madre mía, a falta de la que perdí siendo muy niño, sea para tí, hijito de mi vida: guía de tu juventud, consuelo y alivio (1) de tus penas y remanso tranquilo de tu vejez»

Virgen María a tí acudo.
Entre tus brazos buscando escudo
quiero rogarte que no me olvides.
Y de mi alma Tú sola cuides,
y en este valle de sufrimientos
donde se anidan tantos tormentos.
El paso es breve, tan solo un vuelo
cuando se espera después el cielo
por eso madre te ruego tanto,
que me cobijes bajo tu manto.

19 de marzo, 1915

(1) no se lee muy bien

 

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Pilar Segura Estrada (1937-2024)

Se nos fue Pilarito, todo un referente para nuestra familia, ejemplo de cariño y fervor al Señor de las Torres como pocos. Vida entregada...

Recursos de Pastoral

En el siguiente enlace voy colgando todos los recursos de Pastoral que voy utilizando en clase. Ver     -+   ites.google.com/fundacionvictoria.edu.es/p-a-s-t-o-r-a-l/inicio

Bodas de Oro de don Manuel Larrubia

En la primera noche de Novena hemos tenido el placer de contar con don Manuel Larrubia. Desde que dejó nuestro pueblo disfruta de cada...

La medalla de la Virgen de Flores cumple cuatro décadas

Hace cuarenta años, un acontecimiento de profundo significado religioso dejó una huella indeleble en Álora. El 20 de agosto de 1983, durante la visita...