18 abril, 2024
Inicio Navas Parejo Biografía Navas Parejo Inhumación de las cenizas de Navas-Parejo

Inhumación de las cenizas de Navas-Parejo

Navas-Parejo vivió en Granada desde los siete años, formándose en su Escuela de Bellas Artes, y desarrolló su fructífera carrera artística como escultor e imaginero, falleciendo en 1953.

De sus manos han salido destacadas obras que se conservan en Granada, Andalucía, España y diversos países sudamericanos, siendo muy numerosos los premios y reconocimientos obtenidos. Y, especialmente, fue el gran artista del Cementerio de Granada, que cuenta con un importante patrimonio de esculturas y panteones de gran valor artístico realizados por él, entre los que podemos destacar los de las familias: Jiménez de la Serna, Montes Escobar, Bandrés, Miralles y la tumba de Antonio López Martínez, todos de excepcional belleza e incluidos en la ruta turística de nuestro cementerio.

Todo ello le hace acreedor a tener un lugar de privilegio en el Cementerio que colaboró tan destacadamente a embellecer y un lugar de público reconocimiento en el Panteón de Personas Ilustres de Granada. La Comisión de Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Granada, en sesión de 13 de noviembre de 2013 y por unanimidad, acordó concederle esta distinción.

Según crónica del blog del cementerio de Granada con fecha 1 de julio de 2014, se producía la inhumación y traslado de sus cenizas en una breve ceremonia según se puede ver en la foto de cabecera.

Fuente: Archivo Nazareno de las Torres. Referencia facilitada por F. Sánchez Moreno.

Artículo anteriorFechas destacadas
Artículo siguienteLope Casermeiro García (1806-1869)

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

XXXVII PREGÓN OFICIAL DE LA SEMANA SANTA

Coordina: Cofradía de la Pollinica Pregonero don Jesús Mora Calle

Navas-Parejo y la Virgen de Flores

Mi natural curioso me hace toparme estos días con uno de los recuerdos más preciados de Tito Regino. Se trata de una antigua caja de...

Cartel oficial Semana Santa 2024

Santísimo Cristo Resucitado Pintora: Celia Vera Gómez

Jornada inolvidable en el Benito Villamarín

El amanecer no terminaba de disipar dudas. En ningún momento estaba clara la victoria del sol al nublado que estropeaba el clásico azul de...