31 octubre, 2020
Inicio Biografía Rutas Venid y os haré Pescadores de hombres. Reencuentro con la Tierra de Jesús (VII)

Venid y os haré Pescadores de hombres. Reencuentro con la Tierra de Jesús (VII)

Todavía es lunes y llega el encuentro con Cafarnaúm. Conocida como la ciudad de Jesús por los treinta momentos del texto evangélico protagonizados por el  Nazareno en este sitio, sin embargo en su pueblo natal solo dos. A este cronista  siempre llamó  la atención cuando en la sinagoga de Nazaret fue rechazado y expulsado, de ahí el refrán “nadie es profeta en su tierra”  –Lucas 4, 24-, cruda realidad que a muchos, entre los que me encuentro, cuesta digerir.

En Cafarnaúm Jesús encuentra amistades que serán determinantes en su caminar: Pedro, Santiago, Juan… son desde su humildad los primeros convencidos de que el Hijo de Dios vivo está poco a poco tocándoles para ser pescadores de hombres.

En la época romana las ruinas que hoy conocemos eran una opulenta ciudad judía. Los restos de la sinagoga del Siglo IV construida con piedra caliza muestran que era la más adornada de la Galilea, con sus esbeltas columnas, sillería decorada y pilares con inscripciones. Aquí, donde nos hacemos la foto de grupo, Jesús rezó con sus primeros amigos.

Acontecimientos como la curación de la suegra de Pedro, la resurrección de un niño o la sanación de un leproso no sirvieron para convencer a sus conciudadanos de que él era el Mesías anunciado por Isaías.

En las excavaciones que nos rodean se han encontrado abundancia de molinos para el grano y prensas de aceite. Jesús, en su catequesis, usó estas imágenes llenas de colorido. La visita de estas ruinas ayuda a comprender mejor el Evangelio y la vida del Señor, destaca en todo el entorno la Casa de Pedro descubierta bajo  una iglesia octagonal bizantina, al oeste del edificio principal, como lo atestiguan las inscripciones encontradas en los muros en arameo, griego y latín.

Ver fotos Cafarnaúm

Monte de las Bienaventuranzas

En el Pregón de la Semana Santa de 2010 aludía a que mi vida estaba marcada por los montes. En la cima encuentro siempre la serenidad necesaria para un mejor discernimiento, así me pasa en Las Torres, en las caminatas al Hacho o en los imborrables parajes de Gibralgalia o Los Padilla.

En la historia Bíblica son frecuentes los montes: Sion, Tabor, Sinaí, Calvario… Las Bienaventuranzas, también conocidas como Sermón de la Montaña.  Se recuerdan en una Iglesia de corte moderno construida en la cima de la montaña cerca de la cual se descubrió una pequeña capilla en 1935. En aquel lugar está en permanente exposición el Santísimo Sacramento.

La elección de este espacio en concreto por Jesús responde a las características físicas que presenta una amplia pendiente, en la época estaba totalmente deshabitada y además tampoco venía utilizada para el cultivo, ideal para la congregación de una gran cantidad de personas que podrían acomodarse en esta terraza natural como si de tribuna se tratase para oír el sagrado sermón del que me quedo con sus últimas palabras:  »Dichosos serán ustedes cuando por mi causa la gente los insulte, los persiga y levante contra ustedes toda clase de calumnias.  Alégrense y llénense de júbilo, porque les espera una gran recompensa en el cielo. Así también persiguieron a los profetas que los precedieron a ustedes. (Mateo 5, 11-12)

Ver fotos Bienaventuranzas

Ver vídeos de la celebración

 

MONTE TABOR

El día concluye en el Tabor, que con sus  660 metros es la  mayor elevación de la región. Desde aquí se domina un magnífico panorama del Valle de Jezreel y de Nazaret al oeste, Samaria al sur y la Galilea al norte. Su cima forma una amplia altiplanicie.

Fue aquí, dónde se transfiguró Jesús a ojos de Pedro, Santiago  y Juan y resplandeció su rostro como el sol y sus vestidos se hicieron blancos como la luz .

El Tabor es un monte considerado sagrado desde tiempos inmemoriales. Y aquí, donde Pedro, lleno de entusiasmo, dijo al Señor: “Qué bien que estamos aquí. Hagamos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías”, muy pronto los cristianos construyeron tres capillas sobre las que está edificada la construcción actual de 1924. Los Franciscanos pasaron muchas vicisitudes hasta 1631, fecha en la que tuvieron el dominio de este enclave maravilloso donde por la estrechez de la carretera no nos pueden traer los autobuses y nos dividimos pequeños grupos, según se muestra en el vídeo.

Ver vídeo Monte Tabor

Ver fotos Monte Tabor

 

 

 

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Despedida a Tomás Salas

Esta mañana Álora entera ha despedido a uno de los máximos exponentes de la música local,, estudioso de su floclore y costumbres. Con estas...

Frases de vida

Cliquea en la imagen

DOMUN 2020

Reflexión del Evangelio del XXIX Domingo del Tiempo Ordinario por mi hermano Antonio Jesús. Ver Vídeo