31 octubre, 2020
Inicio A los pies del Nazareno Ellos hicieron historia Efemérides: Antonio García Bootello (1927-1979)

Efemérides: Antonio García Bootello (1927-1979)

Antonio nació en Álora, en la calle de Rosales número diecisiete, el día 27 de julio de 1927, en el seno de una familia cristiana y muy devota de Jesús. Del matrimonio formado por Diego García Morales y Aurora Bootello Casermeiro nacieron cinco hijos –María Pepa, Francisco, Antonio, José Luís, y Diego-. Su padre, Diego García, figuraba el 1927 como secretario de la Hermandad de Jesús, y poco tiempo después fue elegido Hermano Mayor, cargo que ostentó hasta su muerte, ocurrida el 22 de febrero de 1933, siendo uno de los últimos Hermanos Mayores antes de la contienda fraticida que asoló a España y, por consiguiente, nuestro pueblo también sufrió esa hecatombe.

Para escribir algo de Antonio –mi hermano-, me vais a permitir remontarnos a la década de los cuarenta. Mis hermanos Antonio y Diego, y yo, pasamos nuestra infancia y adolescencia en el Colegio Salesiano de Málaga. Éramos los tres de corta edad: Antonio tenía catorce años; yo diez, y el menor ocho. Antonio ejerció durante esos años de colegio como un padre para nosotros, nos cuidaba, nos animaba en los momentos tristes, nos ayudaba en todos los quehaceres que conlleva un internado. En una palabra, teníamos en él un cobijo y una protección inestimable. Pasaron los años y recuerdo que Antonio ejercía como líder en cuantas actividades participaba.

Durante su estancia en dicho colegio, cursó su aprendizaje de mecánico ajustador, trabajaba igualmente en obras de teatro, participaba en deportes, intervenía en concursos escolares y en todas las actividades propias del colegio. Dada su preparación cultural, en uno de los últimos cursos de internado, los salesianos tuvieron serias dificultades económicas y Antonio se ofreció ejercitar de profesor en las clases Preparatorias –hoy se llaman Educación Infantil-, y de esa manera contribuir con su sueldo a paliar en lo posible los gastos escolares de sus dos hermanos.

Por aquellos años fundó y fue director de la Banda de Cornetas y Tambores del Oratorio Festivo Salesiano y también fue nombrado Vocal de Teatro de Asociación de Antiguos Alumnos Salesianos. Antonio fue un triunfador en cuantas actividades participaba, de aquellos años de colegio guardaba un grato recuerdo por el trato, la enseñanza y la educación que impartía los PP. Salesianos, que nos inculcaron, además, la devoción a María Auxiliadora y el amor al Santo Fundador de la Congregación Salesiana –uno de los pocos santos que llamamos por su nombre: Don Bosco-, debido a que lo teníamos y sentíamos tan cercano en todos los actos que se celebraban en el Colegio.

El año 1947 se preparó para unas oposiciones a la Administración de Justicia, consiguiendo aprobarlas con excelentes calificaciones. Al llegar el año de su Servicio Militar fue destinado a Barcelona, desempeñando su cometido en el cuartel de Pedralbes. Una vez licenciado ingresó en Administración de Justicia.

Contrajo matrimonio el día 28 de Noviembre de 1954, con Inés Pereda Vera, de cuya unión nacieron cinco hijos –Diego, Tomás, Antonio, Inés y José María-.

* * * * *

Las vivencias de Antonio con la Hermandad de Jesús son innumerables. Desde el año 1950 –creo recordar- se incorporó de lleno a las tareas cofradieras, y su mayor afán consistía en devolver a la Hermandad, junto con la Junta de Gobierno en vigor, aquel esplendor que disfrutaba antes de nuestra guerra civil.

En aquellos años formaba un tándem de compañerismo y trabajo junto a otro insigne cofrade que es Francisco Carrasco “Paco Lucas”. Estaban tan compenetrados en todo lo que hacían por la Hermandad y eran tan afines sus ilusiones por la misma, que parecían hermanos. Han sido dos grandes pilares que lo han dado todo por la Cofradía.

Lo que más destaca y se recuerda en la labor realizada por Antonio fue la incorporación de la Brigada Paracaidista a la Hermandad de Jesús. A continuación tengo el placer de transcribir un párrafo escrito por Regino Bootello, en el primer tomo de la “Historia de la Hermandad”: …En la Semana Santa de 1957, después de ímprobos esfuerzos, pero entusiásticamente tenaces, el acérrimo jesuita Antonio Aurelio García Bootello consiguió, con su natural simpatía y el don de gente que Dios le dió, que la Brigada Paracaidista viniese a acompañar a Nuestro Padre Jesús, iniciándose una confraternidad ininterrumpida que ha dado muy buenos frutos…

En el año 1974 se estrechan aún más los lazos entre Hermandad y la Brigada Paracaidista, al producirse el hecho de concederle al cofrade Antonio Aurelio García Bootello el Título de Caballero Almogávar Paracaidista de Honor. Este fue el primer nombramiento que otorgaba la Brigada a los hermanos de la cofradía que se distinguen en el servicio a la Hermandad y en el amor y amistad hacia la gloriosa Brigada.

Al rememorar la conmemoración del medio siglo paracaidista en Álora, la figura de Antonio García se agiganta año tras año, y todavía –aunque han pasado veintiocho años de su muerte-, recordamos su figura como cofrade ejemplar, como padre afectivo, como persona entrañable, y como hermano ¿qué puedo decir yo? Siempre nos dio su apoyo, su cariño, y con su proverbial gracejo y simpatía alegraba nuestra convivencia. Desde aquel día en que nos dejó, seguro que cada Semana Santa su alma se unirá con la de tantos y tantos cofrades que trabajaron y fomentaron el amor a Jesús. Presenciarán el desfile de nuestros Sagrados Titulares, y desde esa tribuna privilegiada de que gozan vitorearán a los Paracaidistas en su desfile por las calles de Álora.

* * * * *

Antonio: te hemos recordado con mucho cariño –año tras año-, y en este especialmente, deseamos que tu espíritu cofrade siga presente en nosotros, que nos sirva de incentivo para amar y venerar a Jesús Nazareno, y ya que te encuentras tan cerca de Dios pídele por tu cofradía, por tu familia, por tus amigos, y que algún día nos encontremos todos junto a Él, como tú lo estarás ahora, y podamos gritar contigo: ¡VIVA NUESTRO PADRE JESÚS DE LAS TORRES!

José Luís García Bootello.  

 

Foto cabecera: Con el General Crespo del Castillo, determinante en la primera venida de la Brigada Paracaidista en Álora. -Junio de 1979- (Archivo Nazareno de las Torres)

Fotos interiores: Recuerdos junto a mi Padre y Rogelio García Morales, en diferentes episodios entrañables para todos.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Despedida a Tomás Salas

Esta mañana Álora entera ha despedido a uno de los máximos exponentes de la música local,, estudioso de su floclore y costumbres. Con estas...

Frases de vida

Cliquea en la imagen

DOMUN 2020

Reflexión del Evangelio del XXIX Domingo del Tiempo Ordinario por mi hermano Antonio Jesús. Ver Vídeo